Columna Semanal.....Objectivo Pemex


Hay mucha especulación sobre quienes son los verdaderos autores intelectuales detrás de los atentados a PEMEX en Guanajuato y Querétaro. Además hay muchas interrogantes si estos atentados continuarán. Este es el tema que abordamos en la columna de esta semana. Además ya tenemos opiniones de los lectores y televidentes. Para leer estos comentarios o participar en el debate haga clic en Comentarios al terminar este recuadro


Objetivo Pemex
por Ana María Salazar
13 de julio de 2007


La amenaza lanzada por el EPR en su “parte de guerra” es contundente: “La orden de iniciar con la campaña nacional de hostigamientos contra los intereses de la oligarquía y este gobierno ilegítimo ha sido puesta en marcha”. ¿Habrá más atentados contra ductos de Pemex, como sucedió los pasados 5 y 10 de julio en Celaya, Salamanca y Valle de Santiago, en Guanajuato?

Es difícil responder esta pregunta porque todavía hay muchas interrogantes por contestar. Por ejemplo: ¿cuáles son los objetivos reales de estos atentados? ¿Presionar al presidente Felipe Calderón y al gobernador Ulises Ruiz para encontrar y presentar a Edmundo Reyes Amaya y Raymundo Rivera Bravo o Gabriel Alberto Cruz Sánchez, quienes desaparecieron en Oaxaca el 25 de mayo —como lo exige el EPR en su comunicado de prensa—? ¿Por qué sucedieron los atentados a principios de julio cuando la desaparición de estos compañeros se dio hace más de un mes? ¿Alguien más sabía de la desaparición de estos dos individuos?

Si estas desapariciones ocurrieron en Oaxaca, ¿por qué llevar a cabo atentados en Guanajuato y Querétaro, donde el EPR tradicionalmente no tiene presencia? ¿Las explosiones en Celaya, Salamanca y Valle de Santiago, Guanajuato, y en la válvula de Coroneo en Querétaro, son actos que están exclusivamente vinculados con la problemática que se vive en Oaxaca? ¿O son el inicio de una serie de atentados cuyos objetivos son crear zozobra y pérdidas económicas que se traducirían en presionar al gobierno de Felipe Calderón para responder demandas que van más allá de la problemática de Oaxaca y que todavía el EPR no especifica?

La pregunta fundamental es: ¿los autores de las explosiones son realmente miembros del Ejército Popular Revolucionario? ¿Esta célula del EPR, como ellos se denominan, tenía la anuencia de la Comandancia General del ejército? Además del EPR, ¿quién más se beneficia con estos atentados? Finalmente, ¿quiénes proporcionaron ayuda, información y acceso para poder colocar los explosivos? ¿Quién está financiando las actividades bélicas del EPR?

Para leer la columna completa haga click aquí

Comentarios

  1. Buen día,

    Leí esta mañana su artículo Objetivo Pemex en El Universal y aprovechando la disposición de este diario y sus columnistas y editorialistas de atender a sus lectores (lo confirman mostrando una dirección de correo electrónico que puede entenderse como de quejas y sugerencias) remito a usted mi comentario.

    Usted preguntó:

    ¿los autores de las explosiones son realmente miembros del Ejército Popular Revolucionario? ¿Esta célula del EPR, como ellos se denominan, tenía la anuencia de la Comandancia General del ejército? Además del EPR, ¿quién más se beneficia con estos atentados? Finalmente, ¿quiénes proporcionaron ayuda, información y acceso para poder colocar los explosivos? ¿Quién está financiando las actividades bélicas del EPR?



    Creo que las respuestas a las primeras dos preguntas serán la consecuencia de resolver la tercera que usted atinadamente ha propuesto; esto es, otros beneficiarios de sendas flamotas. Ahora bien, si concedemos al EPR total protagonismo, no me parecería tan complicado conseguir información (que en estos días puede conseguirse en la internet, The Anarquist Cookbook, etc toda clase de recetas para explosivos), meterse a PEMEX (con eso de que sigue trabajando con maquinaria de los 70), y bueno del dinero para el viaje y la planeación, si son realmente profesionales y quieren permanecer independientes, pues bastará con asaltar una farmacia de aquellas que dejan treinta mil pesos al día y listo, si no pueden con un trabajo así no pueden llamarse guerrilla no?

    saludos.

    David Gascón.

    Guanajuato, Gto.

    ResponderEliminar
  2. Ana Maria Salazar reconozco tu curriculum y trabajos desempeñados asi como tu trayectoria profesional, es por eso que me permito externarte los siguientes comentarios, en el tema de los recientes supuestos ataques terroristas, no creo ni considero que estemos enfrente de atentados de un grupo guerrillero con recursos financieros y capacidad de operar en diversas entidades del pais, con simpatizantes e integrantes en diversos puntos del pais.
    Yo creo que el presidente calderon le plagio la estrategia a Bush con el tema de los ataques terroristas, no creo que existan ataques terroristas en nuestro pais atacando los ductos de PEMEX, lo que si considero y creo es que hayan sido autoatentados fabricados por el mismo gobierno federal, y tambien cabe la posibilidad de que por falta de mantenimiento los ductos de PEMEX se esten averiando, son ductos viejisimos que no les brindan el mas minimo mantenimiento.
    EN REALIDAD ESTA OPERANDO EL EPR, ANA MARIA???
    EN REALIDAD SE ESTAN DANDO LOS ATAQUE TERRORISTAS A INSTALACIONES DE PEMEX, ANA MARIA???
    NO SON CORTINAS DE HUMO CREADAS POR EL MISMO GOBIERNO Y ASI OCULTAR LOS DIVERSOS PROBLEMAS DEL PAIS Y OCULTAR COSAS REALMENTE GRAVES, ANA MARIA????
    NO SOY PERREDISTA, NI FANATICO DE AMLO, ANA MARIA, PERO SI SOY UN BAJA CALIFORNIANO QUE VIVO ENTRE CALIFORNIA Y BAJA CALIFORNIA, DIARIO CRUZO LA FRONTERA HASTA EN DOS O TRES OCASIONES Y NO ME CONSIDERO BORREGO NI ME CHUPO EL DEDO CON LAS HISTORIETAS OFICIALES DE LO QUE QUIEREN QUE CREAMOS QUE ESTA PASANDO EN EL PAIS!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Hola Ana María.



    He leído con atención este comentario, soy trabajador de PEMEX Refinacion hace 25 años. hoy día, ex integrantes del ejército de todos los niveles, "cuidan" la seguridad de PEMEX. El Sr. Felipe Calderón, ha dejado que "invadan" las plantas , refinerías y lugares estratégicos estos ex militares que hoy son trabajadores de confianza de PEMEX.



    La realidad es que se dedican a "prevenir" el robo de combustible y a hostigar a los empleados.... de inteligencia militar...... mejor ni hablamos.... sus estrategias antiterroristas y de seguridad.. no han funcionado..



    sus funciones principales son más de hostigamiento que de seguridad



    Gracias, que esté bién..

    ResponderEliminar
  4. ANA MARIA SALAZAR, BUENOS DIAS:
    VIVIMOS EN UNA PAIS QUE POCO O NADA SE HACE PARA CUIDARLO.
    RECUERDA USTED QUE HACE ALGUNOS MESES LOS MEDIOS NOS DESORIENTARON CON LA NOTICIA QUE AL QAEDA AMENAZABA CON ATACAR LOS POZOS PETROLEROS ? PUES YA TENEMOS AL AL QAEDA MEJICANO EN ACCION Y LOS MEDIOS INUTILES NO HAN ENCONTRADO A LOS CULPABLES.

    ResponderEliminar
  5. ¿Por qué sucedieron los atentados a principios de julio cuando la desaparición de estos compañeros se dio hace más de un mes? ¿Alguien más sabía de la desaparición de estos dos individuos?

    EXTRACTO DEL COMUNICADO DEL 27 JUNIO
    EL EPR REPROCHA A LOS MEDIOS Y PERIODISTAS: NI NOS VEN NI NOS OYEN.

    Por el trato que la mayoría de los medios impresos y electrónicos están dando a nuestros comunicados existe la seguridad de que nuevamente la censura y la autocensura se aplique por comisión, omisión o convicción, sin embargo, por ética profesional no deberían de detenerse en cumplir su importante labor de difundir nuestra postura ante los acontecimientos del país, y mucho menos cuando está en juego la vida de dos luchadores sociales, sin importar la forma de lucha de la cual sean partícipes. Pero también se ha contado con la solidaridad de gente honesta y con un alto valor civil. Para quienes se guían en los marcos del periodismo mercantil preguntamos ¿Qué necesitamos hacer para ser considerados noticia?, ¿O será necesario que aparezcan los cuerpos de nuestros compañeros para que esto sea primicia?

    Ya son 33 días los que llevan nuestros camaradas Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez o Raymundo Rivera Bravo en calidad de detenidos desaparecidos por este gobierno criminal; 33 días de tortura física y psicológica; 33 días de estarse ensañando los torturadores mientras los hombres del sistema siguen buscando las argucias legaloides para presentarlos como delincuentes o terroristas; 33 días de incertidumbre y dolor para amigos y familiares.


    Isaín Mandujano
    Reportero

    ResponderEliminar

Publicar un comentario