Esta semana publique una columna con las recomendaciones proporcionadas por los invitados de "Seguridad Total" de la semana pasada. El ser víctima de la delincuencia les dio a esas personas una visión muy clara de lo que se debe hacer y lo que NO se debe hacer cuando enfrentan un atraco o un secuestro Express. Veamos delito

VOCES DE LAS VICTIMAS
Hace unas semanas entrevisté para mi programa semanal “Seguridad Total” a víctimas de diversos delitos. Nuestro propósito era no sólo ponerle una “cara” a las alarmantes cifras de la criminalidad que se vive en el País.
Buscábamos además identificar a partir de los testimonios de estos ciudadanos, de diferentes edades y profesiones, lecciones concretas de qué se debe hacer y no hacer si uno se encuentra ante un agresor y la integridad física está en riesgo. Y es que existe una gran diferencia entre las recomendaciones de un experto en prevención de delitos a las que resultan de las vivencias de una víctima, que en base a su sufrimiento, nos hace un llamado de atención para que no seamos los siguientes.
Identificamos cinco lecciones básicas, cinco puntos que usted y su familia deben tomar en cuenta y aplicar siempre, en todo momento. Si bien estos consejos no lo harán totalmente inmune a los delincuentes, sí lo colocará en una situación menos vulnerable.
Lección 1. Todas las víctimas que entrevistamos subrayaron la importancia de conocer su entorno, de vigilar siempre quién está cerca de usted, ya sea al salir de casa, al subir al coche, al salir del trabajo, al viajar en un transporte público.
El no vigilar su entorno por falta de costumbre o por estar distraídos, los hizo vulnerables. Y es que la mayoría de nosotros nos rehusamos a creer que algo malo nos puede suceder, que vamos a ser la siguiente víctima. Al ver la diversidad de perfiles de personas que entrevistamos, para mí es claro que cualquiera, por más seguro que se sienta, puede ser la víctima de los delincuentes.
Lección 2. Una vez que reconocemos esta realidad, el siguiente paso es responsabilizarnos por nuestra seguridad y la de nuestra familia, tomando las medidas necesarias para reducir las posibilidades y mitigar los efectos de la criminalidad en nuestras vidas.
Varias de las víctimas nos comentaron que antes de que fueran atacadas, tuvieron un presentimiento, vieron algo que no cuadraba con el entorno o personas que les causaban desconfianza. Por eso no sólo es importante estar vigilante de nuestro entorno, sino escuchar a nuestro instinto. Muchas veces el instinto nos advierte del peligro y tendemos a no escuchar esa voz interna que nos previene.
Cuando usted sienta que está en peligro aunque aparentemente no exista, déle importancia a esa sensación y tome sus precauciones...
Lección 3. Sea prudente en su manera de vestir, usar accesorios y joyas caras es una invitación al robo, cargue sólo lo necesario y evite las tarjetas de crédito, a menos que las vaya a utilizar.
Varios expertos me han comentado que muchas veces la decisión de a quién secuestrar está basada en el carro o el reloj que portan.

Para leer el resto de la columna hagan click aquí....

Comentarios