Injusticia nacional a justicia internacional: Columna Semanal


La justicia tendrá que venir del exterior. No hay otra opción. Está tan viciada la investigación penal del incendio de la guardería ABC en Hermosillo, que las posibilidades de que las investigaciones penales concluyan con sentencias justas son casi nulas. Los padres de las víctimas deberán recurrir ya sea a la Corte Penal Internacional o a la Corte Interamericana de Derechos Humanos para asegurarse de que la muerte de sus hijos no quede impune.

La creación de la Corte Penal Internacional, como una jurisdicción internacional de carácter subsidiario, fue para actuar contra criminales cuando el Estado no actúe o elabore una farsa para proteger a los responsables. El que México aceptara la jurisdicción de esta corte fue por demás un proceso tardado y acrobático, pues en el fondo implicaba el aumentar los estándares de la justicia penal en México, a efecto de que ningún caso mexicano pudiese llegar a esta Corte Penal Internacional. La Corte Interamericana de Derechos Humanos es la instancia en la que individuos u organizaciones pueden recurrir ante violaciones del Estado.

En el caso de la tragedia de la guardería de ABC, podría haber jurisdicción de ambas cortes: la investigación penal parecería que se está llevando a cabo para asegurar la impunidad o castigos irrelevantes. Además, ya se habla de que ya hay violaciones de las garantías individuales, por eso la Comisión Permanente del Congreso solicitó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación que atraiga e investigue. Será difícil que la Corte tenga la capacidad operativa o la voluntad política de atraer este caso. ¿La alternativa para los padres? La Corte Interamericana de Derechos Humanos. Para continuar hacer click aqui.

Comentarios

  1. Buenas tardes, antes ofrezco una disculpa por la interrupción a su labor, pero tengo un comentario acerca de su columna.

    Como antecedente le diré que soy un ciudadano común en Hermosillo, Son. mi nombre es Raúl Kirk. El día de ayer me tocó leer su columna acerca de las instancias internacionales a las que se puede acudir en caso de el Estado se vea imposibilitado para impartir justicia. Me estoy refiriendo al caso de la guardería ya de todos conocidos.

    Después de leer el artículo acudí a la plaza donde se concentran los padres y familiares de los niños, déjeme decirle que uno a veces está ajeno a la tragedia o un tanto distante aun cuando es de la propia ciudad, me dió tristeza el saber de propia voz de las personas que lo están sufriendo y las vicisitudes por las que están pasando solo para hacerse escuchar; en esa visita me encontré a una estimada compañera de trabajo que está pasando por el dolor de haber perdido a una de sus sobrinas. Que hice?... solo escucharla y brindarle el apoyo incondicional. Niños fallecidos muchos, otros con quemaduras muy graves que los dejarán marcados por el resto de su vida, solo 3 o 4 años de vida tienen estas criaturas y el calvario que les resta de aquí en adelante.

    Ahí estaban algunos padres de familia, ciudadanos como usted y como yo tratando de hacer que las cosas cambien en este país o tratando de que esto no se vuelva a repetir, aun con todo el dolor que llevan a cuestas, que están haciendo? solo marchar y exigir justicia ante oídos sordos.

    Le agradezco la información que publicó, creo que eso contribuye a dar luz ante un camino con tanta oscuridad.

    Reciba un saludo.

    Raúl Kirk

    ResponderEliminar

Publicar un comentario