ERRADICAR EL HAMBRE, OBLIGACIÓN DEL GOBIERNO



ERRADICAR EL HAMBRE, OBLIGACIÓN DEL GOBIERNO


Al encabezar el lanzamiento de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, el presidente Enrique Peña Nieto afirmó que erradicar el hambre en el país es una obligación ética de la sociedad. En Chiapas, donde firmó el decreto para la creación del Sistema Nacional del Hambre, Peña Nieto afirmó que la Cruzada, la cual atenderá a 7.4 millones de mexicanos en el primer año, no es una medida “asistencialista”. “No se trata sólo de repartir alimentos” entre quienes padecen pobreza, señaló. El Presidente dijo que el hambre es una condición lacerante difícil de reconocer y que es lamentable y doloroso que en pleno siglo XXI haya mexicanos que padezcan hambre. “El hambre es una verdad ignorada. Hay quienes no la conocen, otros no la aceptan y algunos ni siquiera se atreven a mencionarla", afirmó. Dijo que es momento de mover a México, para hacerle frente a la pobreza y el hambre. “Uno de cada cuatro mexicanos enfrenta algún grado de carencia alimentaria", reconoció Peña Nieto. Explicó que la Cruzada Contra el Hambre tiene cuatro características:

1. La orientación focalizada en 400 municipios definidos por el Coneval.

2. Tendría corresponsabilidad, es decir que las dependencias trabajarán más allá de los programas de la Sedesol en un esquema intersectorial para conjuntar los servicios de salud, educación, vivienda y servicios básicos.

3. Se fortalecerán capacidades productivas, de pequeños y medianos productores.

4. Involucra la energía voluntaria de la sociedad.

A través del Sistema Nacional Contra el Hambre, explicó, se fijan reuniones para definir acciones prioritarias que evitarán duplicidades en los programas federales, estatales y locales. Peña Nieto también instruyó a la Secretaría de Desarrollo Social a organizar los bancos de donaciones de alimentos, un fondo para el trabajo solidario y a convocar la participación de especialistas en alimentación con el fin de que el programa esté alineado a las estipulaciones del propuesto por la ONU.
Con información de Milenio

Comentarios