PEÑA DEFIENDE LA CRUZADA



PEÑA DEFIENDE LA CRUZADA


El presidente Enrique Peña Nieto defendió la puesta en marcha de la Cruzada Nacional contra el Hambre, al señalar que no se trata de una medida asistencialista de su gobierno y advirtió que para revertir la pobreza y la desigualdad es necesario que México tenga un crecimiento económico sostenido y elevar la productividad. "Tenemos muy claro el rumbo y hay un compromiso serio para que así sea", aseguró el titular del Ejecutivo desde la comunidad duranguense de General Máximo García, El Pino, donde entregó 10 proyectos productivos para el impulso agropecuario, como parte de la Cruzada Nacional contra el Hambre. "Somos un país con grandes fortalezas, con enormes ventajas que tenemos que aprovechar y explotar en beneficio de todos los mexicanos, y tenemos que inducir, orientar la capacidad que debemos desarrollar, habilidades productivas para que eso detone en mayor riqueza y mayor bienestar para todas las familias". El presidente Peña Nieto, sostuvo que se busca prestar atención prioritaria a las comunidades más necesitadas del país, donde destacan problemas como la pobreza extrema y la carencia alimentaria que enfrentan 7.4 millones de mexicanos, "los más pobres, los pobres de entre los pobres".
Con información de Milenio

Comentarios