TRASCENDIDOS 10 DE ENERO 2013



TRASCENDIDOS 10 DE ENERO 2013  


A pesar de su fama, Enrique Peña Nieto no ha tenido mucha suerte con las mujeres... del Inmujeres. La primera gran prueba que enfrentó el Presidente de la República fue la rebelión de las promotoras de la equidad de género ante la intención de restarle autonomía al Instituto Nacional de las Mujeres al convertirlo en un órgano de la Sedesol. Aquello fue detenido por la rápida y airada protesta de las mujeres y, hay que decirlo, por la también inmediata reacción de Peña Nieto. Por lo visto los operadores peñistas (¡ahí te hablan, Rosario Robles!) no entendieron bien la lección, pues acaban de tropezar de nuevo con el Inmujeres. Pretendían imponer a la mexiquense Lorena Cruz como la nueva presidenta del organismo y se toparon con la Junta de Gobierno que les dijo: así no se trata a las damas. Ante eso alguien en el gobierno federal se puso las pilas y todo indica que ya hizo el cabildeo necesario y los amarres que no se habían hecho para lograr, ahora sí, que la señora Cruz sea la ganadora de la terna de candidatas. A ver si es cierto.

Quién sabe si el Infonavit tenga planeado repoblar Oaxaca, pero todo indica que su director, Alejandro Murat, viajará muuuy seguido a ese estado. Dicen que el hijo del ex gobernador José Murat sueña con seguir los pasos de su padre y algún día despachar en La Verde Antequera. Tan es así que algunos espontáneos ya le prepararon todo un programa de actividades para los próximos años a fin de que pueda placearse por allá como funcionario y como oaxaqueño. El llamado Proyecto Oaxaca tiene dos planes operativos: el Plan Operativo Omega, que se enfocará sobre los temas de salud, educación, deportes y programas sociales. El otro es el Plan Operativo Alfa, el cual prevé que el cachorro de Ixtepec visite su estado, por lo menos, una vez cada 15 días. Por supuesto, Murat no sabe naaada de esto ni está enterado de que lo quieran candidatear para sustituir a Gabino Cué en el 2016, ¡por quién lo toman!

++++

Que con la firma de la Ley General de Víctimas, Enrique Peña Nieto concretó su acercamiento con Javier Sicilia y con un sector de la sociedad civil mucho más identificado con las izquierdas y los grupos progresistas. Pero, además, quedó clara la ruptura con los activistas favoritos de Felipe Calderón dentro de las ONG, como Alejandro Martí, quien aunque fue invitado y confirmó su asistencia, no acudió al acto de promulgación de la ley. Isabel Miranda de Wallace sí asistió, pero ahora no ocupó lugar en el presídium.

Que la diputada con licencia Nuvia Mayorga se integrará al equipo de Miguel Osorio Chong a cargo de la Oficina para la Atención de los Pueblos Indígenas, desde donde manejará una gran cantidad de recursos para el desarrollo de las etnias, que ella misma gestionó en el paquete económico 2013.

Que en el Instituto Electoral del Distrito Federal arquearon la ceja cuando se enteraron de que el jefe delegacional en Cuauhtémoc, Alejandro Fernández, quiere que organice la consulta sobre la instalación de parquímetros en el corredor Roma-Condesa. Lo menos que se preguntaron en el consejo, que preside Néstor Vargas, es si vale la pena organizar un ejercicio que no tiene implicación legal. Mejor, dijeron, que pongan los parquímetros de manera directa, como en Polanco, donde los vecinos reciben libres de polvo y paja, por este programa, dos millones de pesos al mes para mejoras de la zona.  

++++

Como después de tres días todo vuelve a ser noticia, dice el refrán periodístico, ahora que las cosas en el PAN se pusieron serias entre los calderonistas y el sector de Gustavo Madero vinculado con la ex candidata presidencial Josefina Vázquez Mota y la extrema derecha del partido, les revivieron en la prensa una información de septiembre de 2011: que el ex subsecretario de Gobernación Abraham González, su ex coordinador de asesores Juan Iván Peña Nader, y el ex director de Sorteos de la dependencia, Roberto Correa, están metidos en presuntos actos de corrupción de casinos, donde involucran también al abogado Julio Esponda, que es el abogado de la ex primera dama Margarita Zavala y muy cercano a Diego Fernández de Cevallos. La acusación es vieja y hay una investigación en la PGR. Fuego amigo, dicen los que saben. Y luego dicen que los panistas no son salvajes cuando quieren.

Con las maletas listas, el director de Pemex Emilio Lozoya Austin se prepara para ir al Foro Económico Mundial que cada año se celebra en Davos, Suiza, durante la última semana de enero. Lozoya Austin no es ajeno a este evento ni a sus organizadores. De hecho, fue durante mucho tiempo responsable del Foro en América Latina y fue el principal impulsor de Enrique Peña Nieto para que en 2005 fuera uno de los seleccionados como “Jóvenes Líderes Mundiales”. El mismo director de Pemex fue seleccionado como tal el año pasado.

Menos visible que la lucha en el PRI por la candidatura al gobierno de Baja California, que se pone en juego en julio, se encuentra la de los panistas. Ya inició Gastón Luken la búsqueda de la candidatura con spots que apelan al respaldo ciudadano. Enfrente tiene a un pájaro de cuenta, Héctor Osuna, quien como presidente de la Comisión Federal de Telecomunicaciones, participó en un espionaje telefónico a Luis Téllez, presidente de la Bolsa Mexicana de Valores, cuando era secretario de Comunicaciones en el sexenio de Felipe Calderón. Osuna, presunto violador de la ley, nunca enfrentó ningún cargo, y la furia gubernamental se enfocó en la entonces subsecretaria Purificación Carpinteyro, a quien usó Osuna por su animadversión contra Téllez, quien no pagó costos judiciales porque no era responsable del espionaje, del que se protegió al panista.

Dicen las buenas lenguas que el director gerente del Banco Norteamericano de Desarrollo, que nació con el Tratado de Libre Comercio, tiene las puertas abiertas para que, si finalmente lo decide así, ocupe la dirección de Nafin. Es Gerónimo Gutiérrez, quien fue subsecretario de Economía, Relaciones Exteriores y Gobernación en los dos sexenios panistas, aunque su origen es más bien apartidista. Gutiérrez, para más señas, es un experto en asuntos municipales y compadre, de ida y vuelta, del secretario de Hacienda, Luis Videgaray, con quien trabajó varios presupuestos de administraciones azules.

++++

Así que el embrión del partido de AMLO se está integrando por cuadros no muy nuevos. Bueno, quien mejor explicó la naturaleza que tendrá Morena fue su propio secretario de Arte y Cultura, Paco Ignacio Taibo II. Tras afiliarse, el intelectual orgánico de “Somos Ciudadanía en Rebeldía” dijo que en Morena “los rucos somos la fuerza”.

Con la idea de tener razón de las armas vinculadas a acciones ilegales, la senadora Marcela Guerra propuso a la Comisión Permanente un exhorto al Senado de Estados Unidos para que en California, Arizona, Nuevo México y Texas las armas en venta tengan registro balístico y México conozca la información. Así: en caso de que sean usadas en hechos de sangre, se sepa quién las adquirió y puedan ser localizadas.

Lo que se llama una buena decisión es la que tomó el Director General de FONACOT, Canek Vázquez, al incorporar a su equipo de trabajo a Dante Pinal como responsable del manejo de medios y cuya labor (eso sí ni qué decirlo) coadyuvará en la difusión de los programas de dicho instituto. Hay que recordar que Dante fue el vocero del PRI en los tiempos de Humberto Moreira.

++++

Promulgar la Ley General de Víctimas abona a la reconciliación nacional. Repara, para principiar, una grave omisión. Pone al Estado mexicano y a las víctimas de la violencia en el mismo lado de la cancha. Los adversarios, en efecto, son otros. Falta mucho para disipar las pesadas sombras. Nadie lo niega. Ni el desafío del crimen organizado ha menguado, ni la ley es perfecta. Su promulgación es una oferta de campaña cumplida. Pero es más que eso, se trata de un gesto humanitario que debe aquilatarse.

Más temprano que tarde el país tendrá que entrarle, en serio, al tema de la reforma fiscal. El desafío de la pobreza y la desigualdad impone la adopción de medidas drásticas. Claro que habrá un costo político, pero lo que está en juego no es la buena o mala imagen de un partido, o de un personaje, sino la posibilidad de que el Estado mexicano cumpla con su mandato. La clase política tiene que tomar al toro por los cuernos. Gobiernos del pasado reciente prefirieron hundir la cabeza en la arena.  

En México y Estados Unidos se aviva la polémica sobre el control de armas. La Casa Blanca adelanta que tomará medidas en los próximos días. Del lado mexicano han surgido propuestas interesantes. La senadora Marcela Guerra Castillo propuso, por ejemplo, que las armas que se vendan en estados norteamericanos ubicados en la franja fronteriza con México sean objeto de un registro balístico. Nadie habla de prohibir su comercialización, ni de afectar el contenido de la Segunda Enmienda. Se busca dotar a las autoridades de ambos países de herramientas de seguimiento, en el supuesto de que un arma se use en un delito. Suena bien.

++++

Comentarios