TRASCENDIDOS 24 DE ENERO 2013



TRASCENDIDOS 24 DE ENERO 2013


¿Qué pasó ayer en la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia? Tres cosas: una sorpresa, una paradoja y una jugada maestra. La sorpresa fue cuando el ministro Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, contrario a lo que todo el mundo se esperaba, se manifestó en favor de liberar a Florence Cassez. El estupor se apoderó de algunos de sus colegas y de otros tantos funcionarios de la Corte pues, de pronto, el jurista conservador tomaba una postura que para algunos resultaba más liberal que un hippie en Woodstock. Ahí se dio la paradoja: los cinco ministros de la Primera Sala coincidían en que los derechos de Florence Cassez habían sido violados pero al no estar de acuerdo en la dimensión, la francesa se quedaría en la cárcel. Fue entonces que vino la gran jugada. La ministra ponente, Olga Sánchez Cordero, se dio cuenta de que con el voto de Gutiérrez Ortiz Mena, que se sumaba al de Arturo Zaldívar, tenía la mayoría necesaria para liberar a Cassez... y lo hizo. En ese momento revivió el proyecto de Zaldívar que había sido desechado, lo hizo suyo y... hoy Florence Cassez amanece en París. Oh-la-lá!

Los senadores del PRI están desconcertados y les urge que alguien les dé una definición. Resulta que el otro día que recibieron la visita de Enrique Peña Nieto en el Senado, uno de sus más cercanos colaboradores les dijo que, desde su punto de vista, el Presidente no debe enviar iniciativas preferentes en el periodo que inicia en febrero. Según les dijo, la agenda legislativa estaba muy cargada con los temas del Pacto por México y los de los propios partidos, y con eso era suficiente. Ante esto, varios legisladores esperan que el otro cercano colaborador de Peña, Miguel Osorio Chong, les aclare si habrá o no iniciativas preferentes. El secretario de Gobernación es uno de los invitados VIP a la plenaria de la bancada tricolor que se realizará este fin de semana en la Riviera Nayarita. Falta ver si el hidalguense les tira línea o... rollo.

++++

Que Florence Cassez había solicitado a las autoridades del Gobierno del Distrito Federal —de las que depende el penal de Tepepan, donde estaba recluida— permiso para hablar con los medios tras el fallo de la Suprema Corte. Su intención era hablar con una periodista; sin embargo, al final la embajada de Francia en México, a cargo de Elisabeth Beton Delègue, decidió que la mujer no diera ningún tipo de entrevista.

Que ya libre Cassez, en la Corte se comentó que el caso fue tema “principal” de las conversaciones que sostuvo Enrique Peña Nieto en las dos comidas que tuvo con sus integrantes. Y que volvió a tratar el asunto recientemente en una reunión con dos ministros.

Que en la Primera Sala de la Corte, el ministro José Ramón Cossío no pudo evitar mostrar su molestia por la maroma que terminó en la votación a favor de liberar a Florence. El enojo, dicen, fue por la postura del nuevo ministro Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena a favor de liberar a la extranjera.

Que tras su efímero paso, durante la pasada administración, como titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda, Agustín Acosta se encuentra en el punto más relevante de su carrera como abogado, cuyas dotes como litigante ya había mostrado al defender a René Bejarano en el caso de los videoescándalos.

Que en el IFE, que preside Leonardo Valdés, se preparan para una gran asistencia de ciudadanos y medios en la sesión en que su Consejo General analizará el rebase de topes de campaña en la elección presidencial, tras la nutrida audiencia que tuvo ayer la discusión del caso Monex. Y, tras el golpe del IFE y de Mario Di Costanzo, titular de la Condusef y antiguo integrante de Morena, el partido de AMLO ya se prepara para impugnar la resolución ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, la cual estará a cargo del ex procurador capitalino Bernardo Bátiz y el diputado del PT y ex consejero electoral Jaime Cárdenas.

++++

En el momento en que Florence Cassez vio a su abogado mexicano, Agustín Acosta, se fundió en un abrazo con él. “Felicidades”, le dijo Cassez, horas después de que la Suprema Corte falló por su liberación inmediata. Casi no dijo palabra alguna Acosta. “No había más que decir”, recordó el abogado, que cuando llegó al penal fue insultado, le gritaron “asesino” y hasta quisieron golpearlos familiares de víctimas. Cassez, dicen quienes la vieron en ese momento, no se había respuesto aún emocionalmente de lo que sucedió tras siete años de prisión. “Parecía como adormecida”, dijo una persona que la vio, como cuando una persona no alcanza a comprender todo lo que está sucediendo en tan poco tiempo. ¿Se espera una demanda contra quienes la detuvieron y acusaron? No, dicen sus cercanos. Eso ni siquiera está sobre la mesa.

Florence Cassez estará en Francia casi para cuando usted lea estas líneas, mientras en México, de manera muy discreta para la opinión pública, hay un gran ganador político en esta última batalla en la Suprema Corte de Justicia: Manlio Fabio Beltrones. ¿Por qué? Desde la anterior discusión en la Corte, que perdió Cassez, Beltrones hizo cabildeo a través de un abogado, Fernando Gómez Mont. El grupo que quería la liberación de Cassez –con el constitucionalista Diego Valadés, ex procurador general a la cabeza, no alcanzó su objetivo hasta esta segunda ocasión, donde el voto decisivo fue el de Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, ministro de la Suprema Corte recién propuesto por… Beltrones.

Liberada Florence Cassez, los ojos voltearon con ánimos de venganza en contra de Felipe Calderón, Genaro García Luna y Luis Cárdenas Palomino. El primero por ser un Presidente que politizó el caso de la francesa, mientras que los otros dos porque cuando uno fue jefe de la Agencia Federal de Investigaciones ordenó el operativo y el otro, como comandante del grupo antisecuestro, provocó con un montaje o escenificación de la detención, el debido proceso por el cual recuperó su libertad. Será un tema de alto impacto mediático, aunque dicen los que saben, que hay una rendija de posibilidad para que Cárdenas Palomino sufra algo poco más que la ejecución con palabras.

++++

La fama que se está ganando Agustín Acosta, abogado de Florence Cassez, está creciendo no sólo entre los litigantes, sino también entre los políticos, pues el de Cassez es el segundo triunfo en casos polémicos que conduce este abogado que, al inicio del gobierno de Felipe Calderón, ocupó la dirección de Inteligencia Financiera de Hacienda. Su primer triunfo fue sacar de prisión nada más y nada menos que al profesor René Bejarano.

Quien se convirtió en reportera por unos instantes fue la directora artística de la Orquesta Filarmónica de las Américas, Alondra de la Parra. A través de su cuenta de Twitter informó que Florence Cassez subió al avión que la llevó a París, “con su padre hasta adelante del avión”. ¿Que cómo supo? Ella iba en el mismo vuelo 439 de Air France.

A todas estas, los defensores de derechos humanos están a la expectativa de ver qué dice el ombudslight Raúl Plascencia sobre el Caso Cassez, pues a pesar de que desde el 2006 sabe que hubo un montaje televisivo, nunca dijo nada por su compromiso público con la ex candidata del PAN al DF, Isabel Miranda de Wallace… que no es lo mismo que con las víctimas.

Con la novedad de que el Congreso y la Auditoría Superior de la Federación dieron cinco días al titular de la Cofetel para que rinda cuentas sobre la duplicidad en el otorgamiento de contratos a la Universidad Autónoma del Estado de México y a la empresa ENAPSYS para el diseño del mapa nacional de ancho de banda. Mony de Swaan deberá explicar el destino de más de 100 millones de pesos del erario. Nada más y… nada menos.

++++

La liberación de Florence Cassez es una derrota colectiva. Para la procuración de Justicia, por principio de cuentas, pero también para la sociedad. La francesa está libre y nunca sabremos, bien a bien, si vino a México a perpetrar delitos deleznables, como el secuestro. No la dejaron ir porque fuera inocente, sino porque la policía hizo un cochinero de su captura. Los productores del montaje televisivo le abrieron las puertas de la cárcel y le pusieron en las manos un boleto de avión para París; sólo de ida, sin regreso. El episodio deja lecciones amargas: los errores en el procedimiento de captura no son anecdóticos, sino sustantivos. Constituyen la diferencia entre proteger a la sociedad o burlarse de ella.

La descomposición del Instituto Federal de Acceso a la Información es inocultable. El respetado comunicador Néstor Martínez, director de Comunicación Social del instituto, prefirió presentar su dimisión. En su carta de renuncia, breve pero implacable, escribe que quedaron atrás los tiempos en los que el IFAI consolidó su prestigio y autoridad moral. “Hoy son otros tiempos y otras circunstancias”. La ciudadanía tiene derecho a saber, con detalle, qué ocurre en esa entidad que opera con dinero público. Costó mucho trabajo construir un instituto aliado del pueblo en materia de transparencia, que equivale a democracia. No podemos permitir un despojo.

Enrique Peña reiteró que la Cruzada Nacional contra el Hambre no es otra medida asistencialista. Se liberará del hambre a los pobres entre los pobres, eso sí, pero al mismo tiempo se reconoce que para revertir pobreza y desigualdad se requieren dos factores: crecimiento económico sostenido e incremento de la productividad. No hay más. Haciendo camino al andar, el mandatario puso en marcha 10 proyectos productivos para el impulso agropecuario en una comunidad marginada de Durango.

++++

Los errores cuestan y la justicia mexicana pagó ayer una factura muy alta por errores de procedimiento. Florence Cassez se fue ayer a su país en el vuelo 429 de Air France. Lo hizo en primera clase. En París la reciben como heroína. Aquí se quedaron las víctimas. Para ellos no hubo champaña. Eso sí, la francesa se fue sin siquiera ser declarada inocente. Al final sólo cumplió siete de los 60 años que le impusieron los jueces. Ezequiel Elizalde Flores, uno de los plagiados por Florence y su novio Israel Vallarta, líder de la banda de Los Zodiaco, afirmó que todo fue una porquería. Se va de aquí. México ya no existe para él. Alejandro Martí, otro de los muchos afectados, subrayó: Errores en procesos no deben llevar a liberación de criminales. Ayer fue un día negro para la justicia. Las víctimas, de ese caso, hoy lo son doblemente.

Arturo Sarukhán Casamitjana es ya otro mexicano del gobierno anterior que, como el ex presidente de México, Felipe Calderón, lo hace en Harvard, se incorporará a la docencia en Estados Unidos. Lo hará como académico invitado en la prestigiada Brookings Institution. Por cierto, el ex embajador mexicano todavía utiliza un automóvil de la misión diplomática en Washington. Así que, quienes veían un distanciamiento entre él y el actual embajador Eduardo Medina Mora, se equivocan. Sólo hay respeto, amistad... Y diplomacia.

++++

Comentarios