GRANIER, ACUSADO DE DESFALCO POR 18 MMDP



GRANIER, ACUSADO DE DESFALCO POR 18 MMDP


El  gobernador de Tabasco, Arturo Núñez Jiménez, reveló que la administración saliente que encabezó el priista Andrés Granier Melo le heredó una deuda de 17 mil 737 millones de pesos, cifra muy lejana a los 10 mil 135 millones que el entonces mandatario Andrés Granier Melo le había reportado en noviembre del año pasado. En rueda de prensa donde dio a conocer la situación de las finanzas públicas del estado que atraviesa una de las más graves de su historia, justo cuando cumple apenas 51 días de haber asumido el mandato, Núñez informó a los tabasqueños que además existe un déficit de 5 mil millones de pesos que de no conseguirse pondría en grave riesgo y tensión el ejercicio presupuestal del 2013, debido a que no cuenta con otras fuentes para su financiamiento. En tanto que en adeudo a proveedores existe un quebranto de dos mil 320 millones de pesos, sin suficiencia presupuestaria ni financiera  para pagar esa deuda. El mandatario estatal indicó que se detectó en las cuentas bancarias de la Secretaría de Finanzas del estado un faltante de mil 918 millones 597 mil pesos que fueron trasferidos a otras cuentas, cuyo destino se desconoce hasta el momento, recursos provenientes de diversos programas federales como salud, educación, justicia, seguridad pública y protección civil.
Con información de Excélsior

Comentarios