El Paquete Económico 2015 No muestra cambios radicales en la manera en que se distribuirán los recursos: CIEP

Imagen: Cuartoscuro/Milenio

El Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), organización sin fines de lucro, presentó un análisis del Paquete Económico 2015, propuesto por el Gobierno Federal. En este reporte, el centro apuntó que la deuda nacional podría crecer a 49 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) para el final del gobierno de Enrique Peña Nieto.


Héctor Villarreal, Director General del CIEP, dijo que en el nuevo paquete económico, México continúa teniendo un desbalance presupuestal que no ha sido apaciguado desde la crisis financiera internacional del 2009.

El análisis sugiere que, en comparación con el año pasado, la caída en los ingresos de petróleo es de 8.4 por ciento, lo cual significa un decremento de 120 mil barriles diarios. Aún y cuando, ya se aprobaron las reformas en materia de energía, todavía los ingresos petroleros no refl ejan lo que se espera de las licitaciones de la Ronda Uno. Lo cual, es importante, esperar la implementación por parte de las dependencias correspondientes el resultado de las subastas y, la operación del Fondo Mexicano del Petróleo.

Además, el informe afirma que las asignaciones presupuestarias propuestas en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2015, que determina los gastos del gobierno federal, no muestra un cambio radical en la distribución de los recursos ni proporciona orientación hacia el fortalecimiento de la política social o la inversión. Un ejemplo citado por el CIEP, fue el nuevo programa federal llamado "PROSPERA", que fue conocido antes como "Oportunidades". Según el gobierno, el nuevo programa es muy diferente de la anterior, pero CIEP dice que la única diferencia entre estos programas es la distribución de los fondos. El nuevo presupuesto de PROSPERA muestra un incremento del 53,11 por ciento en los gastos de administración. Este incremento no significa más fondos para las familias, y no va a afectar el bienestar de las familias en el programa.

Otro aspecto relevante del presupuesto nacional son los recursos proporcionados para implementar una nueva política de seguridad social universal. Los expertos destacaron que el PEF 2015 tiene cambios negativos en los recursos asignados a las instituciones, como el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y la Secretaría de Salud (SSA), específicamente en el programa "Seguro Popular", que proporciona servicios de salud a seis de cada 10 mexicanos.


Comentarios