La nueva solidaridad 2.0

Imagen: blogdesonia.com

Quizá el rostro del cambio político en México no está en las instituciones y ni programas sociales, sino en la “fuerzas básicas”; en la reserva de millones de personas - talento infantil- formándose en el enorme sistema educativo nacional. Claro que todos los esfuerzos por acrecentar el nivel académico, mejorar instalaciones, capacitar maestros y crear ese círculo virtuoso para nuevas generaciones lleva años con un simbólico “ruta en construcción” y con un “disculpe las carencias que esto le ocasiona”. En un país donde se viven los extremos buenos y malos de cualquier índice de desarrollo humano, las estrategias a implementarse son radicalmente distintas entre Estados; más aún, dentro de una misma entidad selecta existen escuelas urbanas de alto rendimiento y aquellas que viven con grandes carencias materiales, que no quiere decir que deban eliminarse de toda consideración y esfuerzo público y ciudadano. Leer más en Seguridad Nacional Hoy

Comentarios