¡No maten a los abogados!

Una de las frases más controversiales de la obra “Rey Enrique” de William Shakespeare (que por cierto estamos celebrando 400 años de su nacimiento) fue: “Lo primero que debemos hacer es matar a todos los abogados”, frase que se ha interpretado como un desprecio a la profesión jurídica. Leer en El Financiero

Comentarios