It´s the stupid corruption!


¡Es la corrupción estúpida! Esta frase debería de memorizarse, ¡no!, mejor hacer calcomanías y pegarlos en la frente de todos los políticos que creen que el resultado de las elecciones pasadas tuvo que ver con algo diferente que no sea el hartazgo en contra de la corrupción de la clase política y los gobernantes de este país. Leer en El Financiero

Comentarios