Hillary, Donald y sus mexican moments


El problema es que los dos candidatos a la presidencia de Estados Unidos conocen México muy bien. Lo bueno. Y lo malo.

Y esto podría ser un problema para el gobierno, especialmente para el presidente Enrique Peña y sus asesores. Leer en El Financiero

Comentarios