Los emperadores no tienen ropa


El problema de los candidatos a la Presidencia es que por más que se quieran cubrir con terciopelo, lana y lino, en 2018 no podrán esconder actos de corrupción de ellos, su familia o de sus allegados políticos. A diferencia del entonces candidato Enrique Peña Nieto, de Angélica Rivera, y los entonces operadores políticos Luis Videgaray y Miguel Ángel Osorio, quienes sí pudieron esconder la cola de corrupción que los persigue y que acabó definiendo este sexenio ante los ojos de los ciudadanos. Leer en @ElFinanciero_Mx

Comentarios

  1. Ana María buen día, triste realidad, más triste con la nueva propuesta aprobada en la Cámara de Diputados (vándalos la mayoría) que propone la reforma al Código Civil Federal, que establece que "se considerará como hecho ilícito la comunicación, a través de cualquier medio, de un hecho, cierto o falso, que pueda causar deshonra, descrédito, perjuicio o exponer al desprecio a alguien". La propuesta de reforma la presentó el PRI, coincide con lo comentado por Usted, puesto que si partimos de la premisa de que a los políticos no les importa el Pueblo (Ciudadanos comunes como la mayoría que somos en México) y que únicamente les interesa sus despreciables intereses personales, entonces esta propuesta de modificación al Código Civil es para proteger la nefasta imagen de la mayoría de los políticos en víspera de las elecciones, es necesaria una tercera fuerza política que arribe al Gobierno de la República Mexicana, aun y con los riesgos que ello implica, quizá en un tiempo no muy lejano eso obligue a los rojos y los azules a gobernar para el Pueblo.

    Por último, sería interesante que tocara el tema de las coaliciones, pero desde el punto de vista del que las mismas son propuestas por los "partidos dominantes" pero no para beneficiar al Pueblo como ellos lo pregonan, sino como forma desesperada de aferrarse al poder y al saqueo desmedido de nuestro País.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario